Atención al cliente: 966 630 100 - pasanqui@pasanqui.com
Empresa - Noticias

Energía solar térmica

 

Una de las fuentes principales de energía solar es la denominada energía solar térmica o energía termo solar, se emplea fundamentalmente para producir calor o bien para obtener agua caliente por la irradiación solar a través de unos colectores solares térmicos o paneles solares cuya función es convertir el calor en agua caliente para usos domésticos o industriales.

 

Generalmente se utiliza este tipo de energía para obtener agua caliente sanitaria, calefacción o uso de pequeños electrodomésticos en las viviendas, también muy empleada para usos industriales, adicionalmente puede emplearse para alimentar una máquina de refrigeración por absorción, que emplea calor en lugar de electricidad para producir frío con el que se puede acondicionar el aire de los locales.

Desde hace algunos años, en España, bajo la imposición en el código técnico de la edificación, la instalación de equipos solares térmicos es obligatoria en todas las nuevas construcciones que hagan uso de agua caliente sanitaria, por tanto, cada día es más frecuente encontrarnos en los tejados más y más equipos que forman parte ya de nuestra cultura energética.

 

España se divide en 5 zonas climáticas bien diferenciadas, es por ello que, el porcentaje de ahorro energético y económico es muy variable dependiendo de las comunidades autónomas de nuestra geografía nacional.

El código técnico de la edificación o CTE, estima que para la zona del levante español ahorra un 70% con la instalación de energía solar mientras que Asturias o Galicia aprovechan en torno a un 40%, siempre hablando de lo que exige la propia normativa, ahora bien, podemos emplear un 100% de ahorro energético aumentando los captadores solares y realizando una instalación de mayor envergadura, lógicamente los precios son diferentes y la inversión es mayor.

 

Con respecto a los paneles solares que empleamos para la conversión del calor podríamos estructurarlos de la siguiente manera:

 

Colector o captador solar plano:

Uno de los más tradicionales por su relación calidad-precio, éstos equipos que generalmente tienen una medida de 2 metros de altitud y 1 metro de ancho suelen calentar en torno a los 150 litros de agua siempre y cuando el rendimiento del colector tenga una calidad media-alta.

Existen diversos tipos de captador solar con diferentes medidas y curvas de eficiencia energética que denominan finalmente si el colector es de buena calidad.

 

En el interior de éstos equipos encontramos un serpentín o una parrilla de cobre que contiene en su interior un fluido calo-portador llamado propilenglicol, se trata de una especie de anticongelante que además de evitar los riesgos de heladas dentro del aparato transmite de forma muy eficiente el calor y llega hasta el propio depósito de acumulación de agua, pasando por otro serpentín dentro del depósito, formando de éste modo, un circuito cerrado.

PASANQUI SOLAR, Maestro Román 2 (Elche) - 966 630 100 - pasanqui@pasanqui.com